lunes, octubre 20, 2014


Callada
en el potrero
la máquina cargadora de tierra
y piedras
lento,
lento,
se pudre.
Así
quieta
deja a su alrededor
que flores, maleza,
vistan su mortaja.
Ofrendaría su antigua fuerza,
sus brazos,
por volverse minúsculo terrón,
caca de gusano.
Pero otra es su naturaleza,
otra su piel de acero,
otra la carne, las entrañas,
de piñones y de válvulas.
Daría cuanto creyó ser:
una misma con los perros,
con los hombres;
tener un corazón.
Todo
por no morir
sola,
oxidada,
inservible.



.

miércoles, octubre 08, 2014

Homicidio

             
“Los metieron todos a una fosa
les echaron diesel y prendieron fuego.”

Ayotzinapa (México). Periódico El mundo.


“¡Viva la cacería!"
grita el tirano.

La sangre de una joven dibuja
un corazón sobre las piedras
rota la cabeza como un cuenco de barro
sin remiendo.
A pesar de la quietud
la falda arrastra todavía la reciente carrera
el caudal entre las venas
la libertad blanca de los muslos
contra el viento.
En su mano izquierda guarda
una manzana invisible.

 “¡Han de caer para siempre los incómodos!”
ordena.
“¡Tanto sueño estúpido!”
“¡Que se atrevan a sentirse protegidos creyendo que,
por ser muchos, no nos temblará la mano!”.

La dulzura, inerte, se pudre como una flor.
¿Cuál habrá sido su pecado?

Horrorizados los vientos se arrodillan,
los pájaros, las ventanas, las puertas,
los ratones.
Las moscas por su propia voluntad
se hacen unas solas con los vidrios
las sopas, las aguas estancadas.

Nadie puede ni quiere el movimiento.
Moverse es pecar tres veces,
cometer un sacrilegio.

Hombres, mujeres y niños se tapan la boca
con las manos, permanecen a oscuras
guarecidos en sus casas.
Las nubes atónitas atraviesan con sus ojos
la debacle
sin llorar.

¡Réquiem! ¡Réquiem!

Por milésimas de segundo
el mundo abandonado de sí mismo
es un cuadro al óleo, una pintura:
la sangre seca por el suelo
junto al rostro
dibuja un corazón.

El segundero del tiempo
reinicia su indiferencia.
Comienza  otra vez el olvido.


Detalle del cuadro "Homicidio fuera de casa" Pintor: Jakub Schikaneder (1855-1924)

.

miércoles, octubre 01, 2014



Hoy en Anatomía de la melancolía nos acompaña la poeta colombiana María Tabares quien esta de visita en México. Nos estará presentando la sinfonía poética "De mi sangre nacerán pájaros" y otros textos.


https://soundcloud.com/ccd-radio/anatomia-de-la-melancolia-29-de-septiembre-2014?utm_source=soundcloud&utm_campaign=share&utm_medium=email


.

viernes, septiembre 26, 2014


Las hojas caen,
los troncos de las cabezas blancas
exhiben los caminos de la savia,
su piel, agrio color de nuez y leche,
los dientes el hueso oxidado por causa de la espuma.

Es este, un cuerpo desconocido
casi enemigo.
Imposible dejar de preguntarse, si esa ruina,
devastada, no ha sido siempre el verdadero yo.

La luz se sienta en el otoño,
oblicua, cansada,
y deja ver el rostro del mundo
más bello, más profundo y hondo . 

Ninguna otra luz como su luz.

Atrás viene el invierno.  
Pero el frío también protege lo vivo, 
lo arropa entre sus manos 
y evita que muera a la intemperie.

No siempre es la última estación el invierno.
Lo porvenir no necesariamente es la muerte.



Playa del Carmen, septiembre 2014

viernes, septiembre 19, 2014

Imagen metafórica





En un jardín, sentada, una niña escucha el silencio y lo que en él escucha, lo escribe. Ella y el lugar son una sola como una sola es la flor con el paisaje, o el césped, el árbol, o la piedra. Se levanta, camina hacia el borde del lago, extasiada arranca las hojas pequeñas donde el silencio con sus dedos ha escrito sus poemas, y los lanza, los ofrece, como florecitas, como pájaros, como barcos. Bajo el agua, veloces, las pirañas los destrozan, rasgan, trituran las palabras, los devoran. De su belleza solo queda un hilito de sangre flotando sobre el agua..Sopla el viento.

.